Dinámicas estandar

Dinámicas ejecución especial

Construcción estándar y a medida de estanterías dinámicas para paletización de cajas. Para optimizar la provisión y los desplazamientos en cualquier sistema de almacenamiento. Basadas en la tecnología de roldanas de diseño y producción propia, estas estanterías están constituidas con una estructura metálica y sobre rodillo mini-carril.
Las camas de deslizamiento se configuran mediante unos perfiles laterales de gran versatilidad, que permiten la ubicación de cada cama en indefinidas posiciones tanto en altura como en profundidad, garantizando así la ergonomía del acceso a todos los niveles de provisión.
En la zona de picking se pueden disponer bandejas de presentación con diferentes inclinaciones e incluso inclinar la última parte de los perfiles laterales para permitir un acceso más ergonómico a los niveles superiores. Las alturas de los niveles son variables y se adaptan de manera flexible al tamaño del producto. Nuestras estanterías dinámicas permiten una perfecta rotación del producto y una máxima economía del espacio.

Se trata de estructuras compactas donde se han incorporado caminos de roldanas, con una ligera inclinación que permite el deslizamiento de las cajas sobre ellos. En este tipo de estanterías, las cargas se introducen por un extremo y, gracias a la fuerza de la gravedad y al especial diseño de las mismas, se deslizan hasta llegar al extremo contrario, donde se produce la preparación de pedido. De esta forma se evitan interferencias entre el reaprovisionamiento y la descarga y se simplifican enormemente las tareas de picking pues toda la mercancía está a la vista y concentrada en una zona.

El modo en que la mercancía desliza de uno a otro extremo de la estantería depende del tipo de carga y del diseño de la misma. Los más habituales son rodillos metálicos para estanterías de palets y roldanas de plástico para las estanterías de cajas.

Las ventajas de utilizar estanterías dinámicas MSAP son las siguientes:

  • Mayor aprovechamiento del espacio, pues sólo requiere del espacio de carga y del de descarga.
  • Garantiza el FIFO estricto.
  • El tiempo de preparación de pedidos es sustancialmente menor puesto que se reduce el espacio recorrido.
  • Una correcta ubicación del almacén permite que se reduzcan al mínimo los tiempos de descarga de camiones, y en general de reposición.
  • Control total de stock. Las órdenes de reaprovisionamiento se pueden automatizar sin más que instalar sensores en el sistema.
  • Separa los pasillos de reposición de los pasillos de picking disminuyendo la congestión.
  • Puede considerar gran cantidad de productos diferentes.